Los estudios lo confirman: el flúor es altamente tóxico y dañino

Compartir:

El flúor es un neurotóxico que afecta a las células nerviosas.

Cada vez más estudios lo confirman: desórdenes nerviosos, calcificación de glándula pineal, Alzheimer, disminución del cociente intelectual, trastornos neurológicos, trastornos de la tiroides, desequilibrios hormonales, y daños neurológicos irreversibles en el tejido cerebral, son algunos de los efectos del uso del flúor en aguas, dentífricos, colutorios, teflón, y otros productos de uso común.

Compartir:
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!